Recordando y Festejando a Mis Mamás

Hoy es un día muy especial y significativo por ser 10 de mayo y en este momento estoy Recordando y Festejando a mis Mamás.

Se que suena raro el título porque hablo de recordar y festejar a mis Mamás y quiero compartir contigo algo muy especial, yo tuve la fortuna de tener dos Mamás.

Desde pequeño viví con mi Mamá Amelia, ella era mi abuela; sin embargo para mí fue mi Mamá, ella siempre estuvo al pendiente de mi y trato de darme lo mejor en todos los sentidos. Si alguna vez has visto la serie de “María de Todos los Ángeles” yo puedo decir que era Albertano para mi Mamá Amelia.

De ella recibí mucho amor, me consentía con la comida más rica del mundo, siempre estaba pendiente de como estaba y siempre tenía una sonrisa para mí, sus carcajadas y bromas no se me olvidarán nunca, incluso todos los días les cuento a mis hijos como era ella, sus frases, sus bromas y la manera tan valiente que siempre enfrento la vida.

Los que hemos dejado de tener a nuestra Mamá en este mundo sabemos del dolor tan grande con el cual aprendemos a sobrevivir, sin embargo; yo siempre me acuerdo de todo lo bueno, los momentos alegres, viajes, risas y todo la felicidad que compartí con ella.

Por otra parte, tengo la fortuna aún de poder festejar a mi Mamá Gris, la que me dio la vida y aunque en un principio no entendí porque me dejo con su Mamá (Mi Mamá Amelia), ahora entiendo que lo hizo por Amor, por Protegerme de la falta de Experiencia a sus 16 años, a ella también la Amo y como decía lineas arriba soy muy afortunado por tenerla a mi lado y poder darle mi Amor en vida.

Si tu estas en alguna de las dos situaciones comprenderás fácilmente lo que estoy compartiendo contigo, lo que me queda decirte es que Ames a Tu Mamá con todo tu ser, porque mientras este a tu lado es la única forma en la que podrás estar en paz contigo y no lamentarte de imaginar que hubiera sido si le mostrarás con mayor frecuencia tu amor y no solo el 10 de mayo.

Es Peligroso Depender de un Solo Ingreso en esta Época de Crisis

En este video comparto contigo mi punto de vista sobre lo peligroso que es depender solamente de una fuente de ingreso en esta época de crisis, si deseas evitar este peligro te recomiendo dar clic y ver el video.

¡Da Clic Aquí Para Entrar a la Conferencia!

La Importancia de la Velocidad de Implementación

¡Da Clic Aquí Para Recibir Mi Ayuda Gratuita!

Cómo Sacarle Mayor Provecho a Tu Profesión

¡DA CLIC AQUÍ PARA ENTRAR A LA CONFERENCIA!

10 Preguntas Para Finalizar Exitosamente el 2015

Al finalizar este 2015 es importante que hagas un recuento de lo que este año te trajo, tanto lo bueno como lo malo. El fin de año es una oportunidad de oro no solo para celebrar, sino también para reconocer aquello que funcionó y a las personas que lo hicieron posible; distinguir las cosas que faltaron de manera que estén presentes la próxima vez; y anotar los aprendizajes que obtuviste, para que los incorpores en un futuro. En esencia, se trata de completar el año y no solo de terminarlo.

Y es que terminar no es lo mismo que completar. Lo primero se basa en el tiempo e involucra dejar de hacer una actividad, pero no necesariamente dejar la actividad atrás. Cuando uno termina algo pero no lo completa, a menudo se queda una sensación de que algo falta. Esta sensación se queda con uno durante mucho tiempo y roba paz mental y energía.

Lo que pocas veces se hace es realmente completar. Esto involucra analizar y tener una conversación personal y con tu equipo de trabajo acerca de lo que funcionó y lo que no durante el año—en todos los proyectos en los que estuviste involucrado—.

La clave es dejar atrás lo que no funcionó, construir sobre lo que sí funcionó, y crear un aprendizaje continuo que nos aporte lecciones aprendidas y un plan hacia el futuro. Hacer esto, además, genera ímpetu para continuar poderosamente con lo que sigue.  Hacer este ejercicio me ayuda a darme cuenta de las cosas que funcionaron y las que faltaron. Así puedo hacer cambios pertinentes para este año nuevo; en pocas palabras, me da el espacio y el fundamento para crear algo.

Te invito a hacerlo tú también: completa el año y no sólo lo termines. No desperdicies el evento de fin de año teniendo solo un convivio social. No es que convivir socialmente no valga la pena, sino que valdría aún más tomarse el tiempo de tener una conversación poderosa para completar el año. Para ello, hazte las siguientes preguntas:

1. En este año que estamos terminando, ¿qué de todo lo que hiciste funcionó y vale la pena?

2. ¿Qué logros obtuviste? ¿Qué fue lo que hiciste que generó tales logros?

3. ¿Quién contribuyó de manera importante a alcanzarlos?

4. ¿A quién o quiénes de tu equipo quieres reconocer y por qué lo quieres reconocer?

5. ¿Qué faltó en ti para obtener más logros?

6. ¿Qué puedes aprender de ello y qué harás diferente el próximo año?

7. ¿Qué lecciones aprendidas obtuviste?

8. ¿Qué más necesitas decir para estar completo?

9. ¿Puedes declarar el 2015 completo?

10. ¿Qué vas a crear para el año que viene?

¿Qué lograrás este año?

Funte: www.altonivel.com.mx

participa