Cómo Renunciar a tu Empleo

Cómo Renunciar a tu EmpleoHe tenido la fortuna de que en las empresas con las que he colaborado salí siempre de buena forma y dejando las puertas abiertas para relaciones profesionales a futuro con las mismas.

Esto lo he logrado siendo un profesional y no dejar el trabajo sin cuidar antes mi prestigio, para hacer este proceso de transición tanto para mi como para la empresa de la manera en las que nos veamos beneficiadas ambas partes.

Estoy muy consciente del paso tan delicado que se da al renunciar y siempre ha sido para cerrar ciclos que me permitan seguir creciendo profesionalmente, por ello; he sido muy precavido para hacerlo en el momento que considero adecuado, pero sobre todo, hacerlo sin miedo.

Tal vez te puedas preguntar cuáles han sido las razones que me han llevado a renunciar a mis empleos y te confieso que han sido muy diversas, desde un mejor ingreso, un mejor puesto y estar más tiempo con mi familia, siempre orientado a buscar una mejor calidad de vida en todas las áreas de mi vida.

Sin importar la razón por las cuales decidí dejar mis empleos, comparto contigo los pasos que di para hacerlo de la mejor manera posible:

Siempre piensa en las consecuencias que tendrá el tomar la decisión de renunciar a tu empleo. Cada vez que he renunciado a un empleo siempre puse en una balanza los pros y contras, en una ocasión me ofrecieron un mejor sueldo, auto y mayores prestaciones las cuales me presentaban un panorama muy atractivo, pero al hablar con el que seria mi futuro jefe me di cuenta que no teníamos el perfil adecuado para trabajar juntos y eso me llevo a decidir no tomar su oferta. Por ello te recomiendo mucho que no tomes una decisión por impulso y tampoco te dejes llevar por tus emociones.

Una vez que tienes tomada la decisión de renunciar habla con tu jefe cuando sea el momento más oportuno. Siempre me di cuenta que no es apropiado andar comentando que tienes una oferta de empleo mejor en otra empresa a tus compañeros actuales, mejor piensa cual sería el momento más oportuno para hablar con tu jefe. A mi me funciono hablar con mi jefe en privado, un miércoles y después de la hora de comer, así podría estar listo para su reacción.

Se agradecido con las personas que te dieron la oportunidad de empleo. Aunque pienses que lo mejor que te puede pasar es renunciar a tu empleo actual por el ambiente laboral, debes ser agradecido por la oportunidad de vivir esas experiencias, siempre puedes rescatar algo valioso de todas las relaciones laborales, agradece el aprendizaje, se honesto y asegúrate de entregar todos tus pendientes antes de irte.

Prepárate para negociar si te hacen una contraoferta. Si lo que te mueve a cambiar de empleo es principalmente ganar más dinero, obtener un mejor puesto o mayores beneficios, ten en mente que puedes recibir una propuesta por parte de tu empleo actual. No te niegues a escuchar, tal vez eres más valioso de lo que pensabas en tu empleo actual y tenían planes para ti que no conocías, algunas de las empresas no estuvieron dispuestas a perderme y mejoraron mi posición.

Ofrece tu ayuda para capacitar a alguien más para tu puesto. De esta manera sales con la cara en alto y demuestras gran valor profesional al mostrar interés por la empresa que dejas, esto aumenta tus bonos y siempre te deja las puertas abiertas en las empresas.

Para mi es muy importante compartir mis experiencias profesionales y espero que no pases por alto este plan que a mi me funciono en cada una de mis salidas de las empresas.

Contenido Relacionado:

participa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *